fbpx

¡Mujer, cancela el layaway!

Published by Miriam Pérez on

Cuando era pequeña, recuerdo lo mucho que me emocionaba ir a las tiendas con mi mamá y mis hermanos, probarnos ropa y que mami la pusiera en “layaway”. Es decir, que separaba lo que habíamos escogido y así nadie lo podía comprar. Recuerdo cuando poco a poco iba abonando, así, asegurar que no cancelaran nuestro layway. Cada vez que pagaba un poco se extendían los días, hasta que llegaba el día de poder llevarnos nuestras cosas. ¿Por qué mami hacía layaway? Simple, era la mejor alternativa, si en el momento no tenía los recursos completos para comprarlo todo. Estoy segura que eso ocurría en muchos hogares como el mío, y muchas jóvenes disfrutaban de la aventura de hacer un layaway.

Fue muy buena estrategia de administrar recursos, era hasta divertido. Dejó de ser divertido cuando lo empezamos hacer en las relaciones de pareja. Mujeres espectaculares aceptando estar en Layaway.  Aceptando quedar apartada, en silencio, y hasta escondidas, esperando a que ese hombre al fin venga por ella. ¿Por qué una mujer se pondría a ella misma en Layaway? Simple, por conformarse con un hombre, que aún no tiene los recursos completos. En este caso, los recursos pueden ser desde valentía, tiempo, interés, madurez hasta compromiso. Y entonces… Ahí estamos viviendo en Layaway,, emocionándonos cuando abonan, por aquello que el layaway no se cancele y mantener la mercancía asegurada. Y cuando abonan, lo hacen dando solo un poco; con una frase, un beso, un algún día… y voluntariamente le extendemos el tiempo de mantenernos separadas.En lugar de cancelar y estar disponibles para alguien que si pueda ofrecer todo aquello que deseamos y merecemos.

Vivir en una “relación” al estilo layaway; me recuerda una frase que decía algo como: “no te quedes en la puerta porque estorbas”. Lo ideal es, que la puerta jamás este bloqueada, nadie estorbando. Alguien importante puede estar listo para entrar o alguien que perdió importancia puede necesitar salir.

Cuando pienso en la cantidad de mujeres espectaculares que conozco en este tipo de relación injusta, se me tuerce el corazón y quisiera regalarle a cada una toneladas de valentía. Para que tengan las agallas de sacarse ellas misma de esa posición. Se necesita de mucho valor para aceptar las razones por las que hemos permitido minimizarnos así.

Lo mejor es que, esa valentía ya la trae cada mujer dentro, solo tiene que tomar la decisión de ejercerla.

Si esta es tu situación, es hora de cancelar el layaway. El que quiera compartir sus días con un ser tan valioso como tú, que no se acerque hasta que tenga lo necesario para “comprarlo”. Mientras tanto separa lo mejor de ti… para ti misma.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow by Email
Facebook
Facebook
INSTAGRAM